miércoles, 16 de julio de 2014

UN BREVE ACERCAMIENTO A LA REALIDAD DE JUNIO



Cada mes, significa un tiempo de oportunidades, junio lo fue, aprendí de una serie de situaciones que la vida es más que algo pasajero, que con nuestras acciones podemos cambiar el rumbo de nuestros destinos, a principios de este mes inicie una nueva materia en la maestría, casi me saca las canas verdes de tanta actividad de aprendizaje, muchas horas de arduo trabajo que espero se vean recompensadas no en el corto plazo, pero si a futuro, conocí nuevos alumnos, ahora los de cuarto semestre de la licenciatura en contabilidad, les impartí la materia de Finanzas I, me volví a reencontrar con los chicos de cuarto semestre de la misma licenciatura ahora con la materia de Auditoria, y finalmente a los de segundo semestre con Contabilidad Administrativa, desempolvar esos viejos libros no fue tarea fácil, pero si lo difícil se hiciera fácil, cualquiera lo haría (Alemán, 2014).

Asistí a algunos eventos de la universidad donde laboro, llevando promoción a escuelas preparatorias de San Isidro, Mozomboa, Cardel, Palma Sola, Carranza, Vega de la Torre entre otras. La feria vocacional en el CBTa 17 fue todo un éxito, así como las distintas ocasiones en que participamos en la promoción en el parque Revolución en la ciudad de Cardel, Ver.

Festejamos los cumpleaños de varios compañeros de CEVES, la hemos pasado maravillosamente, las relaciones con ellos se han fortalecido día con día.


En resumen de este breve acercamiento a la realidad de junio, la actividad propia del individuo, es conocer y dejarse conocer, amar y permitirse ser amado, dejarse querer pues sin las relaciones interpersonales no seriamos más que seres que van y vienen sin un sentido objetivo.

No hay comentarios:

Un fracaso inesperado

Generalmente cuando comenzamos una relación de noviazgo, no pensamos en el fracaso, por el contrario, debido a la ilusión del momento q...